Leer

image

Acabó de leer un interesante artículo de Javier Cercas. Destaco un par de asuntos:

“…uno de cada tres españoles no lee nunca. ¿Nunca? No. ¿Nada? (…) yo solo me pregunto: Dios santo, ¿sabe uno de cada tres españoles lo que se está perdiendo? ¿Alguien se lo ha contado? Vaya por delante que soy bastante escéptico con las campañas de fomento de la lectura, por lo mismo que lo sería con las campañas de fomento del sexo o del jamón de Jabugo; pero, del mismo modo que los chavales se pasan el día rodeados de chicas guapísimas (y viceversa), a mí me gustaría que los rodeásemos de libros buenísimos y de maestros bien pagados que supiesen disfrutarlos y les contasen lo que se están perdiendo. Luego, si los prueban y no les gustan, allá ellos: quien no disfruta follando ni comiendo jamón de Jabugo es que no tiene remedio.

(…) Según el mencionado informe (…), el 58% de los españoles lee ya en formato digital; pero, de ellos, el 68% baja o descarga gratuitamente los libros. Soy incapaz de hacer una interpretación optimista de ese dato. Sólo se me ocurre decir que, contra semejante robo, como contra la corrupción, no cabe más defensa (además de maestros bien pagados) que la de una ley eficaz y la de unos políticos que se atrevan a promulgarla y aplicarla. Todo lo demás también es marear la perdiz”.

Leídos estos dos comentarios, con los que difícilmente se puede estar en desacuerdo, me pregunto sobre la opinión del autor, o de cualquier interesado, en dos supuestas respuestas al mismo:

  • Pongamos que mantengo un gasto anual de compra de libros de unos 500 euros, que es lo que me puedo permitir económicamente y para mantener mi nivel de lectura. Pongamos que me regalan un e-book y caigo en la tentación de leer algún libro descargado de manera “ilegal”. Y pongamos finalmente que, a pesar de ello, me sigo gastando esos 500 euros, que me puedo permitir, en libros.
  • Pongamos que nunca me han inculcado él interés por la lectura y que llegando “eslomao” del tajo, pues como que poco sexo, poco Jabugo y ningún libro. Pero resulta que llevo dos años en paro y he descubierto que con él ordenador de mi hijo he podido bajarme unos libros gratis y… oye! que de Jabugo, nada; que de fallar, cuando puedo, pero que me he aficionado a leer, (a Javier Cercas entre otros), pero como que se me crea un peso de conciencia enorme, después de leer su artículo.

Dilemas de una noche de hospital…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s